10 Preguntas a Juliette Willmann

10 PREGUNTAS A JULIETTE WILLMANN, LA ESQUIADORA QUE CREÓ LA PELÍCULA IMPRESCINDIBLE DE ESTE AÑO

Juliette Willmann ha creado una de las películas de esquí del año. Presentada en numerosos festivales especializados, incluido el legendario 'Montagne en Scène', elogiada por la crítica por sus impresionantes imágenes, su enfoque humilde y su narrativa auténtica, 'Rise' ahora es accesible para todos. Más que una película, es un viaje iniciático.

De hecho, Juliette Willmann, ex freerider de alto nivel, alimentada en la competición desde sus primeras vueltas, nos lleva a un universo que la atrae magnéticamente: el esquí extremo, mientras escribe el nuevo capítulo de su vida, más gratificante.

Más que una película, es una oda a la libertad. La libertad de esquiar la montaña que llama nuestra atención y deseo. Más que una película, 'Rise' es una invitación a la reflexión filosófica: ¿qué define la belleza de una línea? ¿Es su estética y dificultad a los ojos de los demás, o el simbolismo que tiene para uno mismo? La respuesta se encuentra en esta obra maestra de 22 minutos producida y dirigida por los talentosos Maxime Moulin y Fred Rousseau.

Pero antes de dejarnos llevar por la magia del macizo del Mont Blanc, le hacemos 10 preguntas a Juliette Willmann, una de nuestras atletas históricas en Therm-ic. Sus elecciones de vida, el éxito de la película, sus consejos para gestionar la termorregulación, su equipo... Todo está cubierto. Naturaleza y pintura.

Más que una película, es una oda a la libertad. La libertad de esquiar la montaña que llama nuestra atención y deseo.

Juliette Willmann

PETITE FLAMME, ULTRA-RESISTENCIA Y ESQUÍ EXTREMO

1- ¿QUÉ CAUSÓ ESTA TRANSICIÓN PARA ABRIR UN NUEVO CAPÍTULO? ¿POR QUÉ DECIDISTE DEJAR EL FREERIDE WORLD TOUR?

Esta es una pregunta que he respondido muchas veces durante la proyección de la película 'Rise' en el festival 'Montagne en Scène'. Pero disfruto repitiéndola porque es una decisión con la que estoy de acuerdo y creo que fue la correcta. Durante mi última temporada en el Freeride World Tour, me sentía 'menos metida', menos emocionada por ir a 'montar', con la sensación de estar constreñida: nos obligaban a esquiar ciertas caras. No me arrepiento, es el principio de la competencia, pero me faltaba motivación para buscar las mejores líneas y la determinación para superarme. Era como si poco a poco estuviera perdiendo mi chispa.

Naturalmente, los resultados que siguieron no estuvieron a la altura. Al final de mi última temporada en el FWT, decidí parar porque ya no me emocionaba. Con el apoyo de mis socios, seguí mi profundo deseo: ir a las montañas, probar mis límites y ver hasta dónde podrían llevarme mis habilidades de esquí.

Durante mi última temporada en el Freeride World Tour, me sentía 'menos metida', menos emocionada por ir a 'montar'. Era como si poco a poco estuviera perdiendo mi chispa.

2- SI ENTENDEMOS CORRECTAMENTE, ¿ES LA LIBERTAD LO QUE BUSCASTE EN EL ESQUÍ EXTREMO...?

Inicialmente, no necesariamente me proyectaba en el esquí extremo sino más bien en el esquí basado en la intuición y la libertad: montar donde mis ojos y deseos me llevan, sin la restricción de tiempos o caras impuestas. Fueron más bien las condiciones las que nos empujaron a adaptarnos y dirigirnos hacia las altas montañas para encontrar buena nieve. El encuentro con el esquí extremo y especialmente con la Aiguille Verte ocurrió bastante naturalmente, como una serie afortunada de eventos.

Un esquí basado en la intuición y la libertad: montar donde mis ojos y deseos me llevan, sin la restricción de tiempos o caras impuestas.

3- ¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE TU VIDA ANTES Y TU VIDA HOY? ¿CÓMO DIFERENCIA EL ESQUÍ QUE PRACTICAS HOY DEL FREERIDE?

Hay muchos cambios. El primero concierne a la preparación. En el Freeride World Tour, tienes que estar listo en el momento adecuado, alcanzar tu forma física en fechas específicas. Esto fomenta comenzar a montar lo más temprano posible, desde el otoño, adherirse a mucha preparación física en el gimnasio... No estar sujeto a estos plazos me hace ver el invierno de manera diferente ahora, de manera más relajada. Ahora, simplemente trato de mantenerme en forma todo el tiempo, con muchos deportes placenteros en verano, como el ciclismo y la escalada.

En segundo lugar, la diferencia principal radica en la estructuración de mis metas de vida. Inicialmente, tenía miedo de que la ausencia de un marco competitivo fuera un poco sin rumbo: temía vagar sin un propósito real, sintiéndome menos efectiva. Lo contrario sucedió, me sentí revitalizada por una nueva energía, más serena. Como si el tiempo se ralentizara. Finalmente, y esta es una diferencia notable entre las dos disciplinas: antes practicaba un deporte explosivo, donde tenías que darlo todo durante 2 o 3 minutos; ahora practico un deporte de ultra-resistencia, donde tienes que comprometerte física y mentalmente durante horas, tanto en ascenso como en descenso.

Antes practicaba un deporte explosivo, donde tenías que darlo todo durante 2 o 3 minutos; ahora practico un deporte de ultra-resistencia, donde tienes que comprometerte física y mentalmente durante horas, tanto en ascenso como en descenso.

4- ¿HAS APRENDIDO LECCIONES DE ESTA NUEVA PRÁCTICA DE ESQUÍ EXTREMO: LECCIONES APRENDIDAS ALLÍ, EN EL TERRENO, QUE AHORA PUEDES TRADUCIR A TU VIDA DIARIA?

La lección principal que aprendí es gestionar el esfuerzo. Como mencioné, pasar de un deporte explosivo a una disciplina de ultra-resistencia me hace físicamente más resistente y mentalmente más agudo durante períodos prolongados. Me enseñó a ser más tranquila en la vida diaria, más compuesta. En la vida como en las montañas, generalmente, cuando estás relajada, las cosas tienden a ir en la dirección correcta: enfrentas los desafíos más fácilmente.

5- EN EL ESQUÍ QUE AHORA PRACTICAS, YA NO HAY COMPETICIÓN. ¿PERO ESO SIGNIFICA QUE NO HAY RENDIMIENTO? DE LO CONTRARIO, ¿CUÁLES DIRÍAS QUE SON LOS INGREDIENTES DE UN 'RENDIMIENTO' EN EL ESQUÍ EXTREMO?

No puedes asociar este deporte con la competencia; sin embargo, claramente puedes categorizarlo como rendimiento. La competencia es algo que haces para demostrar cosas a ti mismo pero también a los demás. En las montañas, lo haces únicamente para ti mismo. Por felicidad y satisfacción personal en lugar de buscar resultados. Mirando hacia atrás, esta filosofía me conviene mejor ya que, en última instancia, me doy cuenta de que no soy una persona competitiva por naturaleza. El rendimiento en el esquí extremo se construye en el entrenamiento, la gestión de la energía y la toma de decisiones.

El rendimiento en el esquí extremo se construye en el entrenamiento, la gestión de la energía y la toma de decisiones.

6- EN 'RISE', HAY UNA BELLA SECUENCIA DONDE EXPRESAS LA IMPORTANCIA DE UN BUEN EQUIPO. ¿QUÉ EQUIPO LLEVAS CONTIGO EN TU ULTRA-RESISTENCIA?

El equipo juega un papel crucial en el esquí extremo. Es la base de tu seguridad. En este contexto, prefiero llevar el equipo esencial: un casco, un arnés, cuerdas de escalada y, sobre todo, una mochila bien equipada con comida y bebida suficientes. En cuanto al esquí en sí, siempre me acompaña mi par de esquís y botas ligeros y adaptados a mis prácticas.

7- PARA AQUELLOS QUE ESTÁN INTERESADOS EN EXPLORAR EL ESQUÍ EXTREMO, ¿QUÉ CONSEJOS LES DARÍAS?

Les diría que se preparen física y mentalmente. El esquí extremo requiere una gran resistencia y la capacidad de mantener la calma y concentrarse en situaciones difíciles. También es importante conocer bien las montañas y las condiciones meteorológicas. Utilizar un buen equipo es fundamental para garantizar la seguridad y la comodidad. Sobre todo, confiar en sus instintos y no dudar en retroceder si las condiciones no son favorables. La montaña siempre estará ahí; es importante saber cómo respetar sus límites.

8- ¿CUÁLES SON TUS PRÓXIMAS AVENTURAS O PROYECTOS PARA EL FUTURO?

Por ahora, no tengo un proyecto definido. Prefiero dejarme guiar por mis deseos y las oportunidades que surjan. Me gustaría seguir explorando nuevas montañas y empujar mis límites, mientras comparto mis experiencias a través de películas y escritos. También estoy muy comprometida con la protección del medio ambiente y me gustaría involucrarme más en proyectos de concienciación y conservación para nuestras montañas.

9- UNA PREGUNTA FINAL, MÁS PERSONAL: ¿QUÉ TE HACE FELIZ HOY?

Lo que me hace feliz es poder vivir mi pasión por las montañas de manera libre y auténtica. Despertarme cada mañana con el deseo de explorar y descubrir nuevos horizontes. Compartir estos momentos con personas que comparten los mismos valores y pasión. Y saber que contribuyo, a mi manera, a preservar la belleza de nuestras montañas para las generaciones futuras.